Las cookies nos permiten ofrecer nuestros servicios. Al utilizar nuestros servicios, aceptas el uso que hacemos de las cookies.

Incontinencia

Incontinencia

      Es un problema que va asociado a la edad, pero el envejecimiento no es, por sí mismo, causa de incontinencia urinaria. Sin embargo, sí que es cierto algunos cambios asociados con el paso del tiempo y la mayor prevalencia de determinadas enfermedades a medida que pasan los años predisponen a su desarrollo.

La incontinencia urinaria es el escape involuntario de orina (sin importar la cantidad), otros síntomas de la disfunción de la vejiga y el esfínter urinario son:

  • Ir al baño muy seguido.
  • Levantarse varias veces en la noche a orinar.
  • Tener dificultad para aguantarse.
  • Presencia de dolores, molestia o dificultades al orinar.

Como la incontinencia es muy frecuente entre los adultos mayores, es trascendental que sepan que no son los únicos que la sufren, que no es una consecuencia normal del envejecimiento y, lo más importante, que tiene muchas soluciones. El escape de poca o mucha orina involuntariamente, ir al baño muy seguido, levantarse varias veces en la noche a orinar, tener dificultad para aguantarse o la presencia de dolores, molestias o dificultades al orinar, son signos claros –a cualquier edad- de que existe una alteración en el funcionamiento de la vejiga o el esfínter urinario.

En cuanto a los adultos mayores, entre 30 y 40% de los que tienen entre 60 y 70 años la cifra aumenta a 60%. Ellos suelen pensar que la incontinencia sólo se soluciona mediante una operación quirúrgica, cosa que dista mucho de la realidad: se ha visto que quienes deben someterse en esta etapa de la vida a un tratamiento quirúrgico es sólo una pequeña minoría.

Cuando se enfrentan a incontinencia urinaria tienden a vivir la situación en soledad y no le cuentan a nadie su problema. Se aíslan, dejan de hacer vida social y de visitar a su familia y amigos. Además, dado que es probable que se levanten varias veces en la noche a orinar, hay un gran riesgo de que se caigan y sufran facturas.

Siempre se debe consultar con un urólogo. Lo primero que hará el especialista será descartar la existencia de alguna patología peligrosa o de alto riesgo y, luego, evaluará el funcionamiento de la vejiga. Este estudio puede requerir de un examen de orina, de un examen de sangre, de una ecografía, de un estudio urodinámico, entre otros. En toco caso, lo más habitual es que la incontinencia urinaria del adulto mayor esté relacionada a vejiga hiperactiva, caso en la cual los medicamentos y las medidas generales son tremendamente eficaces.

 

En nuestra farmacia puedes encontrar desde comprimidos como Velastisa In Control (Isdin) o Femistina Sec de Actafarma y ejercitadores de Kejel para fortalecer el suelo pélvico como las bolas Laselle de Intimina y gran variedad de compresas, protegeslips y braguitas como Indasec, Tena Lady, Tena Men, Indasec Pants, etc.

 




Últimas noticias

  • 1

Destacados

  • 1